K by Dolce & Gabbana | Diaz Echegaray

K by Dolce & Gabbana

K by Dolce & Gabbana encarna un espíritu carismático y generoso. Es una fragancia que inspira y cautiva, desplegando una estela persistente seductora y masculina.

Su aroma cálido y envolvente evoca al instante la campiña italiana y el sol del mediodía mediterráneo, recordando el olor fresco y terroso de las colinas boscosas de la Toscana. Su perfume sublime y majestuoso crea un crescendo de cítricos vibrante e intenso, inflamado por plantas aromáticas y realzadas por maderas sofisticadas y sensuales.

K by Dolce&Gabbana es una fragancia que captura la esencia de un hombre en su elemento. Un hombre que es el rey en su vida diaria. Sigue su propio camino, pendiente ante todo de su familia y sus seres queridos. Naturalmente encantador y sin temor de mostrar su vitalidad, se mantiene fiel a sus raíces, respetando la tradición sin dejar de lado la modernidad.

El frasco geométrico tallado está equilibrado en la parte superior por una corona de una maestría compleja. Cada tapón es único, elaborado a mano. La corona se cubre con partículas de oro de 24 quilates y luego se envejece individualmente con una pátina especial. Sobre el frasco, la letra K coronada evoca el símbolo tradicional de la realeza, pero con una sencillez audaz, sorprendentemente contemporánea.

Notas de Salida: La fragancia se abre con cítricos vigorizantes que estimulan los sentidos, con una enérgica fusión de naranja sanguina chispeante y limón de Sicilia exprimido. Su efervescencia está matizada por un toque fresco de bayas de enebro.

Notas de Corazón: Estas notas, calentadas por acentos ambarinos de salvia sclarea con geranio vigorizante y lavandín reconfortante, están matizadas por una pizca deslumbrante de esencia de pimiento especiado, un ingrediente raramente utilizado en perfumería, que aporta un toque de calidez, animando el corazón de la fragancia y amplificando su energía masculina.

Notas de Fondo: La fragancia revela maderas cálidas, con un cedro sensual que emerge junto al vetiver terroso, antes de ceder el paso a la dulzura especiada del pachulí. Magnética y singularmente masculina, la fragancia refleja e intensifica el carisma innato de un rey contemporáneo.

Coach de Imagen - Experto en Moda Masculina. @diazechegaray

Top
768 a 983
480 a 767
479