Cultura masculina | Diaz Echegaray

Cultura masculina

Arrancó el 2019 y seguro cuando bajó el efecto del espumante, te prometiste objetivos tales como comer saludable, bajar la panza, leer más, ser más organizado y sumar un par de cursos  para ser un mejor hombre o por lo menos que en el próximo balance anual el resultado sea más interesante que cierres anteriores. Para que todo tu listado no quede en la nada, te tiro algunas claves para que pongas manos a la obra y llegues al día 10 de enero con algo empezado.

Te recomiendo un libro. A mí personalmente me sumó mucho porque me bajo al planeta tierra, me ayudó a ponerme en el lugar del otro, a entenderme efectivamente con los demás y hasta a tener temas interesantes de conversación. Toma nota, andate a una librería y comprate “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”. Su autor es Dale Carnegie. Este libro es un tesorito y se transformó en Best Seller. Te lo vas a comer en pocos días porque resulta sencillo, sus ejemplos te abren la cabeza y al finalizar cada capítulo encontrarás una regla para aplicar en tu día a día y la verdad que en épocas de tanto gil con problemas y bombas de humo, está bueno capitalizar buenas enseñanzas

Del libro nos vamos a la tv o a la notebook, si sos de los míos que la usa para todo. Sacale el jugo a Netflix en este caso para poner orden a tu vestidor y alivianarte de  encima todo eso que no usas, pero te cuesta soltar. Dale una oportunidad a la serie “A ordenar” que yo prejuzgaba como orientada a señoras con mucho tiempo libre y la verdad es que la japonesa Marie Kondo me tapó la boca con un puñado de capítulos  a modo tutoriales que te van a dejar al borde de un TOC. No sólo te brinda herramientas para poner lindo tu dpto, tu vestidor y hasta la cochera, sino que la gratitud es un valor que cotiza en bolsa y no sabemos cómo poner en juego.

Caminata a buen tiempo. En algún momento de la jornada, levantándote más temprano de lo habitual o cuando puedas cortar del trabajo, ponete unas zapas, pantalón corto y una remera bien simple y empezá a caminar. Si no tenés un pulmón de ciudad, buscate una plaza de barrio o hacete algunas manzanas cercanas a tu casa. Yo tengo el buen hábito de aprovechar la cercanía y generosidad del Rosedal de Palermo para pegarle unas lindas y enérgicas vueltas a su lago. Y le pongo actitud, porque las doy a un buen ritmo de caminata que además de ayudarme a bajar los michelines, me permite ordenar mi cabeza, llenarme de oxigeno y recargar las pilas de endorfínas. Arrancá de una vez y vas a ver que en menos de lo que crees vas a estar enganchadísimo.

Otro empujoncito saludable. Incorporá frutas y verduras. Buscate una buena tienda, de esas que te entregan hasta la fruta cortada y el perejil sin cabos. Yo compro todo en bandejas de fruta y verdura seleccionadas y casi listas para comer que son bien frescas y no tenés que estar perdiendo tiempo en esos quehaceres. Bueno, cómo notarás soy de la generación de personas bajo la influencia de cocina sencilla, fácil y práctica al extremo. Sumale una buena sal de mar, un buen aceite de oliva y algún aderezo gourmet y acompaña tus días con alguna ensalada rica y algo de fruta de estación

Armate unas Playlist en tu cuenta de Spotify que podés disfrutar en tu casa o llevar a cualquier lado con tu celular. Busca tu estilo o grupo preferido y bajate los temas que más te atraen. Spotify es muy sencillo de utilizar y te sugerirá temas relacionados con tus preferencias para que tengas lo que te gusta escuchar ordenado y clasificado en carpetas que vos mismo podés rotular, compartir, modificar y hasta eliminar. Yo tengo una Playlist para escuchar cuando salgo a caminar, otra un tanto más cool y una tercera de éxitos de todos los años que me traen buenos recuerdos. Podés buscarme en Spotify y escuchar lo que me gusta e inspirarte.

Renováte un poco. Hacete amigo de alguna barbería y que te hagan un buen corte de pelo. Como te conté en otro post, mantené tu pelo lindo y prolijo. Para darle más fuerza a tu cabeza, invertí en unas gafas de sol, lo más clásicas y atemporales posibles para que resulten de gran valor amortizado en largos meses. No guardes aún la tarjeta de crédito, pasala una veces más para una camisa y un buen par de zapatos o si te va lo más sport unas regias zapatillas. Listo, ya arrancaste el año con una buena dosis de aire fresco para completar más conjuntos.

Ahora es tu turno… Contame a través de mis redes – @diazechegaray – que idea pusiste en juego, recomendame algún libro que te movió el piso o sugerime que tema puedo agragar a mi lista de éxitos.

Asesor de Imagen - Experto en Moda Masculina. @diazechegaray

Top
768 a 983
480 a 767
479